@dhzan

Festival de Cannes 2019. CANNINO DÍA 1

THE DEAD DON'T DIE

UN JARMUSCH DESENCANTADO

Jim Jarmusch, uno de los nombre reiterados del Festival de Cannes- en su octava participación-, inaugura el certamen con “The Dead Don’t Die”, una sátira tragicómica desencantada y política con los zombies como metafora de las sociedades contemporáneas. Arropado por nombres muy habituales de su trayectoria fílmica como  Bill Murray, Tilda Swinton, Adam Driver, Chloë Sevigny o Iggy Pop se sirve del legendario Tom Waits como alter ego del propio director en un papel de ermitaño que vive en un bosque sin apenas contacto social que observa con desdén y desde la distancia el devenir de los habitantes de Centerville, una remota y anodina localidad de 738 habitantes, paradigma y microcosmos de la America profunda de Trump. Una tranquilidad que se ve pertubarda por un hecho insólito, al que asisten totalmente indiferentes,  como el es cambio de rotación de la tierra por el cambio climático que provoca que los muertos salgan de sus tumbas.

Jarmusch formaliza una película que reúne casi todos los elementos característicos ha construido a lo largo de su ya larga carrera y echa mano de una larguísima lista de citas referenciales que van desde Hitchcock a Melville pasando por Georges A. Romero y Stars Wars para formular una crítica sardónica y desesperanzada al capitalismo salvaje y al tipo de sociedades indiferentes que ha producido y que amenza con llevarse todo por delante. Pese a su exquisitez y sofisticación, Jarmusch abusa de cierta reiteración en varios temas y gags, lo que termina por emborronar la sensación final. Sección Oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios (*)

*

x

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>