@dhzan

Lights

sm_image3Lee Ping Bin. “The Assassin” (Hou Hsiao-Hsien. 2015)

 

 

Captura de pantalla 2015-10-17 a la(s) 09.50.56Sophia Olsson. “Sparrows” (Rúnar Rúnarsson. 2015)

 

 

EVOLUTION - Still 2 Manu Dacosse. “Evolution” (Lucile Hadzihalilovic. 2015)

 

 

elclub2Sergio Armstrong. “El Club” (Pablo Larraín. 2015)

 

 

ixcanul1Luis Armando Arteaga. “Ixcanul” (Jayro Bustamante. 2015)

 

Light in April

IMG_3121A flúor

Light in January

IMG_1739Zudaire. Urbasa

Michelangelo Antonioni

Lo sguardo di Michelangelo. 2004

Light in December

IMG_1006

Light in October

IMG_0665_1024

Philip-Lorca diCorcia

 

Master class por el Premio Internacional de Fotografía de Alcobendas 2013

Irish light

IMG_3463IMG_3624IMG_3439IMG_3458IMG_3365IMG_3647IMG_3402

Light in July

IMG_2912

 

La luz de James Turrell

Aclamado internacionalmente, James Turrell ha creado, durante más de cuatro décadas, obras que juegan con la percepción y el efecto de la luz dentro de un espacio creado. Su fascinación por la luz está relacionada consigo mismo: la búsqueda interior del lugar del hombre en el universo.

Turrell comenzó su carrera artística en California en la década de 1960 como uno de los líderes de un nuevo grupo de artistas que trabajan con la luz y el espacio. Antiguo piloto de aviación considera el cielo como su lugar de trabajo y en sus búsquedas formales sobre la luz natural se nutre de todo tipo de tradiciones culturales como la de los indios hopi.

“Skyspace” en Kinloch Rannoch (Escocia)

A finales de los sesenta, Turrell trabajó en el Art & Technology Program de la Universidad de California, en colaboración con Los Angeles County Museum, lo que le permitió conocer al psicólogo Edward Wortz, que había estudiado los cambios en la percepción experimentados por astronautas en el espacio exterior. Investigaron ciertas técnicas de privación sensorial, situando a los sujetos en un espacio insonorizado con un campo visual homogéneo, y también emplearon máquinas EEG para medir las variaciones de las ondas cerebrales; estaban interesados en los llamados “ritmos alfa”, ondas cerebrales que se liberaban básicamente cuando el individuo estaba meditando. Por otro lado, en un cuenco semiesférico producían un “velo de luz” uniformemente blanco, el llamado Ganzfeld que será utilizado por Turrell en obras en la que el campo visual es amplio y, a menudo, desorientador, destinado a estimular la conciencia perceptual del espectador.“ (fuente: Descubrir el Arte)

james-turrell-light-art-6

Su proyecto más conocido y ambicioso es “Roden Crater” que realiza desde 1974 en el cráter de un volcán inactivo en el desierto de Pintado, en el norte de Arizona. Con esta idea trata de unir a las personas con los fenómenos celestes de los planetas, las estrellas y las galaxias lejanas y continuar la tradición de las culturas y civilizaciones que a lo largo de la historia han mirado al cielo.

 

“Second wind” es la única obra de Turrell que podemos experimentar en España y la mayor de las realizadas en Europa. Está situada en la Fundación Montenmedio de Vejer de la Frontera (Cádiz).

 

image_64966_jpeg_640x480_q85